viernes, 5 de octubre de 2012

Aprecia lo más valioso de tu vida.

Sí, es duro ver como la gente no valora lo que tiene. Darle más valor a aquello que no podemos conseguir que a las cosas que tenemos y no apreciamos, porque claro, como siempre lo hemos tenido y no nos ha faltado... Pero claro, nada dura para siempre, todo perece. Y ahora es cuando te das cuenta de que empieza a faltar algo en tu vida, y de lo importante que era para ti, y el poco valor que le dabas. Sales a la calle y ves a la gente. Ves gente que le grita, que le desprecia, que le critica o incluso le pega. Ves a esa gente y te mueres por dentro por que no saben apreciar algo que tú tampoco supiste, y ahora te das cuenta de todo lo mal que hiciste. Recapacitas. Quieres volver atrás. No puedes. Es tarde. El reloj de la vida no vuelve sus manijas atrás. Por eso te digo a ti, que te molestas en leer lo que escribo, que valores lo que tienes, que rectifiques si es que estás a tiempo. Yo lo hice, y sinceramente, es la mejor decisión de mi vida. Porque cariño hay de muchos tipos, el de tus amigos, el de tus conocidos, de todos los colores, pero NUNCA encontrarás un amor tan sincero y natural como el amor que te da un padre. Y eso, ni todo el dinero del mundo puede sustituirlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada